lunes, 5 de junio de 2017

PRONUNCIAMIENTO A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA








PRONUNCIAMIENTO


La Agrupación Universitaria Riva – Agüero (AURA), ante la aprobación de la denominada “Política para el respeto de la identidad de género en la PUCP” en la última sesión del Consejo Universitario de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), desea manifestar públicamente lo siguiente:
1.   En la última sesión con fecha 31 de mayo de 2017, los miembros del Consejo Universitario de la PUCP decidieron aprobar la denominada “Política para el respeto de la identidad de género en la PUCP”, conocida también como “Reforma Trans”. Esta medida impone que todos los miembros de la Comunidad Universitaria acepten la mal llamada “identidad de género” que los estudiantes prefieran, aún cuando ésta no condiga con su sexo biológico.

2. La imposición de estos postulados supone la aceptación de la reducción de la persona humana a un mero deseo subjetivo, fundamento principal de la denominada ideología de género a la que, en nuestra universidad, se le pretende dotar de un sustento académico bajo el nombre de “enfoque de género”.

3. Como ya lo hemos manifestado repetidas veces, la ideología de género o “enfoque de género” no es más que una radical postura política sin sustento científico que, en este caso concreto, postula la limitación de la corporalidad humana como un simple medio de expresión de un deseo personal subjetivo basado en la autopercepción.

3. Como miembros de la Comunidad Universitaria que buscamos difundir el humanismo cristiano y la revalorización de nuestra identidad católica, debemos expresar nuestro rechazo a esta medida en tanto es contraria a la visión cristiana del ser humano que sustenta el Magisterio de la Iglesia, la Doctrina Social de la Iglesia y, por consiguiente, corresponde a la visión institucional de nuestra universidad en tanto es Pontificia y Católica.

4. Por ello, exhortamos e invocamos el inmediato pronunciamiento del Rectorado, Gran Canciller, Vice Gran Canciller, Obispos miembros de la Conferencia Episcopal Peruana, Capellán y demás autoridades universitarias a expresar su rechazo a esta medida en tanto existe el público compromiso de que la PUCP es una universidad de la Iglesia y esta decisión atenta de manera fundamental contra su identidad católica, señalada expresamente en la Constitución Apostólica Ex Corde Ecclesiae “garantizar de forma institucional una presencia cristiana en el mundo universitario frente a los grandes problemas de la sociedad y de la cultura”, siendo para ello una de sus características esenciales “la fidelidad al mensaje cristiano tal como es presentado por la Iglesia” (ECE. Art. 13.3)..

5. Un potencial pronunciamiento de apoyo a la medida por parte de las autoridades universitarias y eclesiásticas supondría de que todos los compromisos asumidos ante la Santa Sede de recuperar la identidad católica de la PUCP fueron una mera estrategia comunicacional montada para recuperar los títulos de “Pontificia” y “Católica”; esta potencial posibilidad demanda la acción pública y decidida de Monseñor Salvador Piñeiro, Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y Vice Gran Canciller de nuestra universidad, en tanto tiene el deber y el derecho de velar que en la PUCP se observen fielmente los principios de la doctrina católica, de acuerdo al artículo 5 del actual Estatuto.

6. En ese sentido, se hace necesario un pronunciamiento claro de los asambleístas universitarios dado que la aprobación de una medida de esta envergadura transgreden el Estatuto de la PUCP y evidencia el claro interés político e ideológico de subvertir la identidad católica de nuestra casa de estudios.
7. Asimismo, debemos señalar que la decisión del Consejo Universitario no ha considerado a los terceros eventualmente vinculados y afectados. Es decir, ante la medida cabe preguntar públicamente ¿qué pasaría con alumnos menores de edad que pretendan modificar su “identidad de género”? ¿Qué sucede con la patria potestad que ejercen los padres y tutores legales si la universidad permite tales medidas? ¿Nuestra universidad va abrir las puertas de su transgresión?  Asimismo, ¿es consciente el Consejo Universitario de la no existencia de ningún instrumento legal en nuestro ordenamiento jurídico que reconozca la “identidad de género”?

8. Estos cuestionamientos hacen suponer que la aprobación de esta medida sería parte de una estrategia legal y política general que busca implantar los postulados de la ideología de género en nuestro país, por lo que rechazamos categóricamente cualquier potencial intento de instrumentalización de nuestro claustro universitario con fines ajenos a los académicos.

9. Ante la solicitud de reconsideración propuesta por el Rector de nuestra casa de estudios, Dr. Marcial Rubio, deseamos manifestar públicamente que su oposición corresponde a una simple reducción al ámbito legal, es decir, ante la inexistencia de leyes vigentes que sustenten el pedido, bajo la lógica del Rector, este debiera rechazarse.

Si bien esto es una parte del problema, como miembros de la comunidad universitaria de manera transparente INSTAMOS al Rector a manifestar públicamente y aclarar si es que una propuesta como la “Reforma TRANS” es propia, ya no solo de las leyes, sino del modelo educativo universitario católico. Solo con su pública aclaración dejará constancia del modelo educativo al que apunta su gestión y el lugar que tendrían los llamados “estudios de género” en el futuro institucional de la PUCP.

Finalmente, debemos recordar que en el último Estatuto de la PUCP, aprobado en coordinación con autoridades de la Santa Sede con el objetivo de contar nuevamente con la posibilidad de seguir siendo una universidad “Pontificia” y “Católica”, en su Artículo 1 señala que: “La Pontificia Universidad Católica del Perú es una comunidad de maestros, alumnos y graduados dedicada a los fines esenciales de una institución universitaria católica”; en ese sentido, solicitamos la INMEDIATA RECONSIDERACIÓN de la decisión tomada por el Consejo Universitario, en tanto transgrede el Estatuto y la misión de nuestra universidad.


Pando, 05 de Junio de 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario