domingo, 3 de julio de 2016

¿Qué es ser católico?


"Tal es la naturaleza de la fe católica, que no admite más o menos, sino que debe ser sostenida como un todo o rechazarse como un todo".  Tales palabras de Benedicto XV (Papa durante el periodo 1914-1922) cobran especial importancia hoy en día, pues pareciera que el término “católico" -tras ser  definido de tantas y contradictorias maneras-, ha perdido totalmente su sentido.

Siendo así, el ser “católico” hoy, es entendido de acuerdo a lo que señale un líder de opinión actual o un medio de comunicación masivo, cuando lo correcto -y lógico- es  acudir a la bibliografía base del catolicismo: el Catecismo de la Iglesia Católica (CEC). Por ejemplo, así tenemos que para algunos periodistas -que se jactan de haber estudiado en colegios católicos y haber profundizado el CEC- ser católico es sinónimo de prestar su imagen a favor de la Unión Civil[1], desconociendo que la Iglesia Católica se ha pronunciado abiertamente contra ese tipo de reconocimiento legal[2]. Tal es el caso de la  periodista Rosa María Palacios, que pareciera que le es complicado entender qué es católico, por más que ella se defina como tal.

Foto: Campaña Parejas Imaginarias.
Otra persona que no nos deja de sorprender es la aún primera dama Nadine Heredia, quien comulga en la misa del Te Deum de Fiestas Patrias, pero posa junto a sus hijas en una foto apoyando el aborto por violación[3]. Sus tan famosas palabras “¿Tan difícil es caminar derecho?” se ajustan a un nuevo contexto: ¿tan difícil es actuar coherentemente? Pareciera que para la Sra. Heredia es complicado actuar íntegramente, o por lo menos obrar de acuerdo con lo que piensa, pues ella se muestra como católica en algunos espacios pero en otros, piensa y actúa opuestamente.

Foto: Twitter @NadineHeredia
Y no olvidemos a algunos medios de comunicación y redes sociales, los cuales, lejos de informar imparcialmente, destilan sus tintas contra la religión católica: que el Catolicismo se opuso al progreso humano, a la igualdad de derechos de la mujer y a la educación; que ser católico es retrógrado, fanático y extremista; que estar a favor de la vida y la familia natural es ser anticuado, homofóbico e intolerante…

Hoy, para muchas personas, ser católico coherente -no un “católico” al estilo Palacios o Heredia-  resulta extraño: es ser un católico “ultraconservador” o “fanático”. Sin embargo, la verdad es que no se debería ser “más o menos católico” (y es aquí cuando retomamos las palabras de Benedicto XV), sino se es o no católico.

¿Pero qué significa ser católico?

La palabra “católico” tiene su origen en los vocablos griegos "kath” (según) y “holon” (totalidad). Entonces, etimológicamente, católico significa “según la totalidad”; es decir, aceptar la totalidad de la doctrina de Jesús, tal como la encargó a la Iglesia para que la predicara y difundiera a través de la sucesión apostólica. Es debido a esa integridad, que no se puede hacer una selección de las enseñanzas de Cristo[4]. Resulta incoherente, entonces, llamarse católico y vivir en constante rebeldía contra las enseñanzas de Jesús o de su Iglesia.

Ser católico significa practicar la fe de Jesús, reflejada en los Mandamientos y Sacramentos, así como abrazar la totalidad de las enseñanzas de su Iglesia. Significa vivir una teoría puesta en práctica, con todos los obstáculos y dificultades que esto pueda conllevar. Significa mucho más que creer en Dios e ir a misas los domingos. Significa vivir lo que reza el Credo, resumen por excelencia de nuestra fe.

Si bien es cierto que hay personas que desconocen algunas verdades de fe, esta situación es muy distinta a aquellas que, conociendo las enseñanzas de Cristo, las rechazan deliberadamente y defienden un modo de pensar contrario. Es aquí donde nace nuestro deber como católicos al profundizar nuestra fe, pero también al denunciar ese tipo de incoherencias, las cuales tenemos que experimentar día a día -lamentablemente- por parte de quienes dicen también ser católicos.





[1] RPP NOTICIAS. “Campaña ‘Parejas Imaginarias’ busca decir ¡Alto a la homofobia!”.  Consulta: 16 de junio del 2016.
[2] CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE, 2003. “Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales”.
[3] EL COMERCIO. “Nadine Heredia se mostró a favor de despenalización del aborto”. Consulta: 13 de junio del 2016.
[4] «Están plenamente incorporados a la sociedad que es la Iglesia aquellos que, teniendo el Espíritu de Cristo, aceptan íntegramente su constitución y todos los medios de salvación establecidos en ella y están unidos, dentro de su estructura visible, a Cristo, que la rige por medio del Sumo Pontífice y de los obispos, mediante los lazos de la profesión de la fe, de los sacramentos, del gobierno eclesiástico y de la comunión. No se salva, en cambio, el que no permanece en el amor, aunque esté incorporado a la Iglesia, pero está en el seno de la Iglesia con el "cuerpo", pero no con el "corazón" (CEC, p. 837).

No hay comentarios:

Publicar un comentario