lunes, 8 de septiembre de 2014

COMUNICADO A LA COMISIÓN CARDENALICIA Y A LA OPINIÓN PÚBLICA

Ante la llegada de la Comisión Cardenalicia constituida por el Santo Padre Francisco para encontrar una solución consensual y definitiva sobre el litigio entre la Iglesia Católica y nuestra universidad, nos dirigimos a los Eminentísimos Sres. Cardenales Peter Erdö, Gérald Cyprien Lacroix y Ricardo Ezzati, solicitándoles tener en cuenta lo siguiente:

1.    Desde la visita apostólica del Cardenal Erdö, a fines del 2011, la postura de las autoridades universitarias se ha mantenido invariable en su rechazo a la adecuación del Estatuto a la Constitución Apostólica Ex Corde Ecclesiae, expresado en el Acuerdo de la Asamblea Universitaria del 23 de setiembre de 2011 y ratificado el 28 de febrero de 2012.

2.    A pesar de lo ordenado por el decreto de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, la universidad continúa usando los títulos de “Pontificia” y “Católica”, demostrando su rebeldía contra las autoridades eclesiásticas. Al respecto, la Asamblea Universitaria, reunida en sesión del 23 de julio de 2012, decidió “deplorar” aquel decreto.

3.    Asimismo, las autoridades universitarias actuales no han escatimado esfuerzos en continuar su campaña denigratoria contra la persona del Arzobispo de Lima y Primado del Perú y otros miembros del clero, comprometidos con la defensa de la identidad católica de nuestra universidad.

4.    Aún más graves son las actitudes contrarias al bien espiritual de la comunidad universitaria. Por ejemplo, se mantienen en los planes de estudio materias opuestas a los principios de la doctrina católica y a los objetivos de una universidad católica (Ex Corde Ecclesiae, 13), incluyendo los “principios innegociables” enunciados por S.S. Benedicto XVI.

5.    En el mismo sentido, algunos profesores son promotores y/o activistas de la legalización del aborto y promocionan el mal llamado “matrimonio” entre personas del mismo sexo. Asimismo, se permite que en el campus se realicen campañas y eventos fomentando estas causas, como la recolección  de firmas para tales fines, entre otros.

Por ello, invocamos a la Comisión a velar para que la Universidad responda verdaderamente a los fundamentos cristianos contenidos en la Constitución Apostólica Ex Corde Ecclesiae y queridos por sus fundadores y, además, se encuentren atentos a que cualquier acuerdo conciliatorio esté acompañado de actos concretos positivos por parte de las autoridades universitarias.

Agrupación Universitaria Riva-Agüero

San Miguel, 8 de setiembre de 2014